La playa

Visita la Playa de Benijo

Visita la Playa de Benijo. 

Podrás encontrar en Tenerife decenas de playas, más grandes y bonitas, más accesibles y mejores para el baño, con más servicios y mejores aparcamientos, pero no, jamás encontrarás una, con la magia de la Playa de Benijo.

Ubicación de la Playa de Benijo

La playa de Benijo se enmarca en el Parque Rural de Anaga, en el extremo norte del municipio de Santa Cruz de Tenerife, a los pies del caserío de mismo nombre y colindante con la hermana playa de Almáciga. La playa está jalonada por dos prominentes roques, Benijo y La Rapadura,  que la enmarcan y le confieren atractivo extraordinario.

La playa

El arenal de aproximadamente 300 metros de largo y 30 ancho es de grano fino y color negro, la procedencia es basáltica, generalmente, la arena es más abundante en los meses de verano, acumulando piedras en el periodo invernal.

El acceso a la Playa de Benijo

El acceso a la Playa de Benijo, hasta hace bien poco, no era cómodo ni seguro, una largo sendero de tierra y piedras no siempre bien calzadas discurría hasta la playa por lo que no era recomendado para los caminantes menos avezados. 

Recientemente, febrero de 2022, tras dos años de trabajos, la remodelación del acceso es una realidad y ahora el tortuoso descenso se ha convertido en un agradable paseo. La madera a sustituido en gran parte a la tierra y la piedra y una robusta barandilla jalona todo el recorrido lo que aporta un plus de seguridad al acceso.

El trayecto a pie, a un ritmo normal, puede durar unos 10 minutos por tramos de escalera y pasarela, como resulta evidente, el trayecto de vuelta hay que tomárselo con calma para no llegar exhaustos a la carretera. 

En las nuevas circunstancias del acceso no se hace imprescindible ir con calzado deportivo y ahora perfectamente se puede atacar el descenso o ascenso en cholas / chanclas.

Nuevo acceso a la playa de benijo

Por lo inaccesible del lugar la playa carece de servicios, por lo que no se encuentran duchas, chiringuitos y aún menos a un socorrista desde el mes de octubre al mes de mayo, por lo que los visitantes deberán ser previsores en cuanto al aprovisionamiento y prudentes en el baño.

Esa misma inaccesibilidad es la que confiere a la playa de Benijo de un carácter salvaje y la mantiene casi todo el año con una baja ocupación. Esta intimidad la convierte en el lugar perfecto para los amantes del naturismo. En la playa conviven en armonía desde familias a grupos de amigos, pasando por senderistas que hacen un alto en el camino para admirar de cerca el fantástico arenal.

El baño en la Playa de Benijo

El Atlántico en Benijo por lo general bate con fuerza, las corrientes son intensas y de gran poder de arrastre por lo que hay que extremar la precaución y evitar alejarse en demasía de la orilla, sin embargo, el baño en la Playa de Benijo es extremadamente divertido y estimulante, jugar con las olas y dejarse mecer por ellas en la siempre cristalina y fresca agua oceánica es una experiencia sin parangón.

advertencia peligrosidad Playa de Benijo

Lo cierto es que la playa de Benijo cambia radicalmente dependiendo del estado de la marea. La playa de Benijo en pleamar queda reducida a una estrecha franja de arena junto a la escarpada ladera, sin embargo, Benijo en bajamar es todo un espectáculo, la retirada del mar deja al descubierto una playa de más de 50 metros de ancho, una finísima película de agua permanece sobre la arena negra convirtiendo esta en un espejo donde se refleja el cielo y los roques que escoltan la playa. 

Además, la marea baja deja al descubierto el jacuzzi, una pequeña formación rocosa que se encuentra en el medio de la playa en la que con la bajamar se forma una pequeña piscina natural alimentada por las olas que baten por la parte trasera y se cuelan en la pequeña oquedad de forma tranquila, una verdadera delicia para el baño.

La puesta de sol en la Playa de Benijo

Mención aparte merece la puesta de sol desde la playa. Aguardar al atardecer para contemplar la caída del sol se convierte en casi una obligación, la luz rojiza tiñe todo el entorno y el espectáculo está garantizado. Tras un intenso día de playa no hay mejor regalo que volver a casa con el recuerdo en la retina y en el carrete del móvil de tan excelsa exhibición natural.

puesta de sol en la Playa de Benijo

Acampar en la Playa deBenijo

Acampar en la Playa de Benijo no está permitido, pero nadie le impedirá alargar la jornada y dormir al raso. Si lo hace, mejor que sea en los meses de verano ya que el resto del año las condiciones meteorológicas pueden ser poco favorables para la actividad. Pasar la noche en Benijo da la oportunidad de ser testigo de nuevas manifestaciones naturales: una cielo estrellado realmente hipnótico y el inicialmente inquietante sonido «guaña guaña» que producen las pardelas que sobrevuelan la playa y anidan en el acantilado.

Sobre playadebenijo.es

Este espacio web recoge información de interés de estas emblemáticas playa de la isla de Tenerife que sirva de guía a visitantes y curiosos. La información aquí recogida no tiene ningún tipo de carácter contractual, no es oficial y puede contener imprecisiones. 

© 2021 Algunos derechos reservados www.playadebenijo.es.